Aceite de ricino BIO 100% puro, primera presión en frio 2018-10-11T11:41:49+00:00

Aceite de ricino BIO 100% puro, primera presión en frio

Formato: 100 ml

El aceite de Ricino Bio actúa como una barrera protectora contra las influencias ambientales sobre la piel. Este aceite se puede utilizar para el masaje, aromaterapia y para el cuidado de la piel y del cabello.

El componente principal del aceite de Ricino es el ácido ricinoleico, que tiene propiedades anti-inflamatorias. En el cuidado del cabello, este aceite, ayuda a reducir la caspa. Es ideal para la limpieza profunda de la piel propensa al acné, y, además, ayuda a combatir las arrugas y las estrías.

Es rico en ácido ricinoleico (85-95%), pero también contiene ácido linoleico.

Modos de uso

Pestañas y cejas: Aplicar todas las noches antes de ir a la cama unas gotas de aceite de ricino Bio Arganour en las pestañas y las cejas.

Para la limpieza del rostro: Aplicar el aceite de ricino Bio sobre la piel limpia. Aplicar una toalla húmeda caliente sobre el rostro con el fin de abrir los poros y para que el aceite pueda penetrar más fácilmente. Luego masajear la piel con suavidad y aplicar la toalla de nuevo para absorber bien las impurezas.

Cuidado del cabello: Masajear suavemente el aceite en el cuero cabelludo y envolver la cabeza con una toalla. Deja actuar durante la noche y lávate a la mañana siguiente con un champú natural.

Tratamiento para la piel seca: Aplicar sobre la piel seca y agrietada (por ejemplo, en las plantas de los pies). Basta con frotar el aceite en la zona afectada y luego aplicar agua caliente, para que el aceite penetre más fácilmente.