Cómo prolongar el bronceado más allá del verano

¿Este verano has conseguido el bronceado que tanto deseabas? ¡No lo dejes escapar! Septiembre ya ha comenzado y eso significa una cosa… El verano está llegando a su fin. Pero eso no quiere decir que tengas que renunciar a lucir una piel bonita y bronceada. 

Como ya sabes, abusar de una exposición solar prolongada es perjudicial para la salud. Sin embargo, es necesario tomar el sol un par de minutos al día ya que mejora el estado de ánimo, y contribuye al aumento de los niveles de vitamina D. 

Así que… Sigue presumiendo de ese moreno tan espectacular que baña tu piel con los siguientes trucos de belleza. Y es que aunque no lo creas, cuidar tu piel con mimo es fundamental para prolongar el bronceado durante más tiempo. ¡Sigue leyendo y anota todos los tips!

1- Piel más hidratada, piel bronceada.

La hidratación es fundamental. El sol, la humedad y las altas temperaturas son los principales causantes de la deshidratación cutánea. Por ello, es importante que hidrates la piel a diario. Evitarás que ésta luzca apagada, áspera y seca, y por consiguiente, que vaya perdiendo progresivamente su color.

¿Conoces nuestro After Sun? Sin duda, el gran protagonista durante los meses de verano. Sus propiedades calmantes, hidratantes y refrescantes cuidan y regeneran la piel tras un intenso día de sol y playa. Aplícalo cada día después de la ducha, notarás como tu piel luce más suave, firme y bonita.

bronceado

Y si eres fan de las texturas cremosas y los aceites, descubre nuestro Body Milk y Aceites Vegetales, como el Aceite de Argán o el Aceite de Rosa Mosqueta. Perfectos para hidratar en profundidad, mejorando la elasticidad y el aspecto de la piel. ¡No los dejes pasar!

2- Evita ducharte con agua caliente

Cuanto más fría esté el agua de la ducha, mejor. ¿Sabías que ducharte con agua caliente contribuye a la deshidratación y descamación de la piel? Así que a partir de ahora, disfruta de una relajante ducha fresquita.

bronceado

3- Cuida tu alimentación

Sigue una dieta sana y equilibrada. Pero además, apuesta por aquellos alimentos ricos en antioxidantes y betacarotenos como la zanahoria, el tomate, la sandía, la calabaza, los melocotones, el melón o las espinacas. Y es que sus pigmentos naturales consiguen potenciar el bronceado, al transformarse en vitamina A. Del mismo modo, incluye frutos secos en tu dieta. ¡Ah! Y no olvides beber abundante agua.

bronceado

4- Sigue protegiendo tu piel

Ya sea verano o invierno, nunca dejes de proteger tu piel de los rayos solares para evitar las quemaduras solares. Las quemaduras solares solo van a conseguir que la piel acabe pelándose. Puesto que las radiaciones ultravioletas son las responsables de muchos problemas cutáneos como las manchas, el envejecimiento cutáneo prematuro o el cáncer de piel. En cambio, si la proteges consigues un bronceado uniforme y más duradero. Por eso, el protector solar es, sin duda, el mejor aliado de tu piel los 365 días del año.

bronceado

Antes de salir de casa, aplica una pequeña cantidad sobre el rostro perfectamente limpio y vuelve a reaplicar pasadas 2-3 horas. Esta acción no solo ayuda a proteger tu piel, sino que también protege y prolonga el bronceado. 

Este otoño, sigue luciendo moreno. Toma nota de todos estos consejos y aplícalos en tu día a día. Te encantará ver como tu piel luce suave y brillante.  

Hasta aquí el post de hoy, esperamos que te haya gustado. Recuerda que tienes un 15% de descuento al suscribirte por primera vez en nuestra newsletter. ¡No pierdas la oportunidad! 

Te esperamos la próxima semana para seguir contándote más tips sobre el mundo de la cosmética y el cuidado personal. ¡Nos vemos!

Leer más

Aceites esenciales y aceites vegetales, ¿qué son y en qué se diferencian?

Aceites esenciales y aceites vegetales, ¿qué son y en qué se diferencian?

5 Tips para cuidar la piel tras el verano

5 Tips para cuidar la piel tras el verano

mascarilla facial

Mascarilla facial: recupera tu piel al instante