¿Cómo cuidar la piel sensible?

¿Notas tu piel sensible con rojeces? ¿Sabías que aproximadamente un 50% de la población en Europa tiene la piel sensible? Se trata de una condición cutánea que puede aparecer de un día para otro por diversos factores.  

Aunque te cueste creerlo, la piel sensible no es un tipo de piel. Y es que, la sensibilidad se puede dar tanto en pieles grasas como en pieles secas, y aparecer en cualquier momento como la adolescencia o la madurez. De hecho, existen pieles con sensibilidad a una determinada cosa, y pieles que se vuelven sensibles puntualmente dependiendo del estímulo que reciba, como el estrés o la alimentación.

piel sensible y reactiva

Es importante reconocer esta condición y proporcionar a la piel los cuidados adecuados. A largo del post, te contamos qué es la piel sensible, sus causas y cómo cuidarla. ¡No te lo pierdas! 

¿Cuáles son las características de la piel sensible? 

Una piel sensible es aquella que reacciona de manera anormal a un estímulo, y suele ir acompañada de eritema, enrojecimiento, tirantez, quemazón o picor. 

Esta condición puede darse por dos causas: porque la barrera cutánea de la piel está dañada, y, por tanto, permite que penetren agentes irritantes. O bien, porque las terminaciones nerviosas de la piel son hipersensibles (inflamación neurogénica) y reaccionan ante cualquier estímulo. Algunos de estos estímulos son: 

  • Radiación solar y cambios bruscos de temperatura. 
  • Cosméticos y productos de higiene. 
  • Estrés y ansiedad. 
  • Menstruación o menopausia. 
  • Ciertos alimentos. 

¿Cómo cuidar la piel sensible? 

Reconocer una piel sensible y reactiva es el primer paso para comenzar a cuidarla. Como ya te hemos comentado, esta sensibilidad suele ir acompañada de una serie de síntomas: escozor, picor, rojez, quemazón...

piel-sensible-reactiva

Por tanto, lo primero que debes de hacer es apartar aquellos factores que causan sensibilidad como los cambios bruscos de temperatura y los cosméticos irritantes o dañinos para la barrera cutánea. 

En segundo lugar, presta atención a la limpieza e higiene; es decir, intenta siempre ducharte y lavar el rostro con agua tibia (el agua caliente favorece la deshidratación de la piel), y, usar cosméticos de alta tolerancia como el gel de aloe vera. Ten cuidado a la hora de secarte, hazlo suavemente a toques y no frotando.

Por último, para la piel sensible en la cara es importante que uses a diario una crema para piel sensible y protector solar, de esta forma, te aseguras de mantener el equilibrio cutáneo. Si sueles usar maquillaje, te recomendamos utilizar aquellos sin siliconas o derivados. 

¡Hasta aquí nuestro post sobre la piel hipersensible! Esperamos que te haya sido de ayuda y recuerda que si tienes alguna duda o pregunta, siempre puedes escribirnos a través de nuestras redes sociales o WhatsApp. 

Te esperamos la próxima semana para seguir contándote más cositas sobre el cuidado personal y la cosmética natural. ¡Hasta pronto! 

Leer más

arcilla ghassoul

¿Qué es la arcilla ghassoul? Beneficios y usos

psoriasis azufre

¿Para qué sirve el jabón de azufre?

protector solar natural

Protector solar natural, tu aliado este verano