Descubre cuál es tu tipo de piel y cómo tratarla

Todos queremos tener una piel impecable pero muchas veces caemos en la trampa de comprar todos los productos que vemos por redes sociales o internet, sin tener en cuenta nuestro tipo de piel.

El  primer paso para encontrar los productos correctos para el cuidado diario es entender que existen varios tipos de pieles, y que cada una de ellas necesita un cuidado diferente. Según los expertos, existen 5 tipos de pieles: seca, normal, grasa, mixta y sensible. Identificar el tipo de piel, te va a ayudar a conocerla y tratarla mejor.

¿Cómo sabes cuál es el tipo de piel?

Piel seca

¿Tu piel tiene un aspecto áspero y descamado? ¡Podrías tener un tipo de piel seca!

piel seca

Las pieles secas carecen de lípidos por lo que retienen menos humedad que las pieles grasas. Además, los síntomas de las pieles secas son: irritación, sequedad, picor, rojeces... En estos casos, lo ideal es optar por cosméticos con altos niveles de hidratación. Descubre la rutina facial para pieles secas.

Piel grasa

Las pieles grasas se caracterizan por generar más sebo de lo habitual y tener brillos, poros dilatados e impurezas.

piel grasa

Muchos creen que la piel grasa es la más complicada de tratar, sin embargo, no todo está perdido. Eligiendo los productos adecuados, podrás mantener el regular el exceso de sebo, desobstruir los poros, y combatir las imperfecciones.

Te contamos más sobre cómo cuidar la piel grasa en este post.

Piel normal

Si tienes pocos granos, poros pequeños y tu piel no suele irritarse ni enrojecerse, es probable que tengas la piel normal.

piel normal

Este tipo de piel suele estar equilibrada; es decir, no es demasiado seca ni tampoco grasa y, además, no suele presentar muchas imperfecciones.

Piel mixta

La piel mixta, como su nombre indica, es un mix entre la piel seca y la piel grasa. Tiende a producir más sebo de lo normal en la llamada zona T (frente, nariz y barbilla), mientras que la zona de las mejillas suele ser más áspera.

piel mixta

La combinación de grasa y descamación puede ocasionar brotes de espinillas y puntos negros. Por eso, la limpieza y la hidratación juegan un papel fundamental.

Piel sensible

La piel sensible, o con tendencia reactiva, se caracteriza por estar roja, irritada y presentar algunas inflamaciones. Aunque todos los tipos de piel pueden reaccionar mal a diferentes activos o factores ambientales, la piel sensible se enrojece con extrema facilidad.

piel sensible

Si tu piel es así, te contamos cómo cuidar la piel sensible en este post.

Conocer tu tipo de piel te va a ayudar a tratarla correctamente. Si tienes cualquier duda o pregunta, no olvides que puedes escribirnos por WhatsApp o redes sociales. ¡Te atenderemos encantadxs!

Leer más

rutina sostenible

Hábitos diarios para llevar una rutina sostenible

labios secos y agrietados

¿Por qué tengo los labios muy secos?

cosmetica embarazo

Consejos para el cuidado de la piel y el cabello durante el embarazo

Comentarios

Sé el primero en comentar
Todos los comentarios son revisados antes de publicarse